Banner
Sábado, 26 de Junio de 2010 04:51 Editor Elsurhoy

Diez suicidios en una misma empresa es una noticia impresionante. Más aún si ocurrieron en Foxconn, el mayor fabricante de electrónica del mundo, que entre otras cosas le produce a Apple el IPod, el IPhone y el IPad, y le provee partes esenciales a Nokia, a Sony, a Hewlett-Packard, a Intel, a Motorola y a Nintendo. La noticia gana en impacto si además se considera que los que se quitaron la vida fueron operarios de la planta que la compañía de capitales taiwaneses tiene en la localidad china de Shenzhen, donde trabaja la mitad de las 800.000 personas que la firma emplea en China en condiciones laborales espantosas. Uno de los suicidados, que se tiró desde la ventana de su dormitorio, había trabajado el último mes 286 horas.


No es una excepción. Es común que trabajen más de 60 horas a la semana, para de esa manera poder duplicar un salario base equivalente a 120 euros mensuales, y se registran muchos casos de prolongado trabajo continuo sin día franco. La noticia se realza si se tiene en cuenta que a raíz del escándalo que se armó, la empresa tuvo que conceder mejoras en las condiciones de trabajo y dos aumentos consecutivos de salarios que acumularon un 100 por ciento y llevaron la remuneración base a 245 euros a partir del 1 de octubre.

La noticia es todavía más relevante porque no se trata de un caso aislado. El 7 de junio pasado, al día siguiente del segundo aumento en Foxconn, trabajadores de una de las plantas que tiene Honda en China pararon la actividad al no aceptar el acuerdo salarial que sí había conformado a los obreros de otras dos filiales que la automotriz japonesa tiene en territorio chino. Los huelguistas rechazaban un aumento que elevaba el sueldo al equivalente a 220 euros mensuales, y además reclamaban el derecho a la libre asociación.

Hay más casos. En los últimos días hubo paros en la fábrica de artículos deportivos Smartball de capital taiwanés, en la de máquinas de coser Brother de capital japonés, y en la de caucho Kok, donde el conflicto derivó en enfrentamiento con la policía que dejó como saldo decenas de heridos.

La agitación laboral en reclamo de una mayor participación en el reparto de la riqueza es un fenómeno que ya se había manifestado en años anteriores (en 2008 hubo más de 100.000 protestas laborales), pero que se interrumpió como consecuencia de la crisis mundial. Ahora que China retomó su extraordinario ritmo de crecimiento, el activismo se reanuda. Y eso reaviva la pregunta acerca de cómo esta nueva realidad social afectará a un modelo de desarrollo que hasta ahora ha tenido como uno de sus pilares fundamentales el bajísimo costo de la mano de obra.

La combinación de una fuerza laboral inmensa que año a año se incrementa con decenas de millones de personas que migran desde el campo a los principales polos industriales, con un gobierno autoritario que ejerce un férreo control político, ha posibilitado que China aprovechara la ventaja comparativa del trabajo barato para convertirse, con inversión propia y de multinacionales, en la segunda potencia mundial. China ya desplazó a Alemania como primer exportador del mundo, se consolidó como primer fabricante de autos por encima de Estados Unidos y Japón, y produce tres de cada diez televisores que se venden en el mundo, entre otros logros.

A partir de la ola de huelgas, The Economist se preguntó si el mercado de trabajo chino está en un “punto de inflexión”. La prestigiosa revista inglesa indaga sobre algunos planteos que señalan que el gigante asiático estaría próximo a agotar el excedente de mano de obra (el ejército de reserva), y que esa sería la causa de las tensiones en el mercado laboral. Pero la respuesta a la que arriban es negativa. Se inclinan por los datos que muestran que el 40 por ciento de la fuerza de trabajo todavía está en el campo, donde la productividad es muy inferior y las condiciones de vida peores, lo que implica un potencial emigratorio hacia las ciudades. En cuanto a las razones de la presión salarial, esbozan que se debe al retraso que tuvieron el año pasado, y a un incremento en el salario mínimo de subsistencia al que se aspira.

Si bien el poder adquisitivo viene subiendo tendencialmente, el aumento ha sido inferior al del PBI, con lo cual el nivel de rentabilidad empresaria se incrementó en mayor proporción, y eso ensanchó la inequidad social e impulsó el descontento.

Mientras en China se lucha por alcanzar salarios equivalentes a 250 euros mensuales, los convenios colectivos que se están discutiendo en la Argentina parten de una base que en el sector privado se ubica en promedio alrededor de los 3.500 pesos, es decir, casi el triple que allá. La brecha se amplía al cuádruple si se compara el salario de los operarios chinos de Honda que estuvieron en huelga con los 5.000 pesos (1.000 euros) que se cobra en promedio en las automotrices argentinas. La ventaja de competitividad a favor de China es aún más grande, dado que a las diferencias salariales se suma que la productividad de sus obreros es mayor debido a razones de escala, a una mejor dotación de capital y a que el grado de explotación los hace trabajar más horas.

Estos números sirven para reforzar la idea de que no es a partir de salarios bajos que la Argentina puede incrementar su inserción en el mercado internacional. Por más conquistas que logren los trabajadores chinos, esa economía lleva ventajas de competitividad imposibles de descontar.

Estos números también sirven para comprender por qué el gobierno argentino ha establecido una veintena de medidas proteccionistas en diversos sectores (calzado, textil, vajilla, bicicletas, etc.) perjudicados por el dumping que empresas chinas practican a través de su política comercial, y también del aprovechamiento de la superexplotación laboral.

China respondió golpeando donde más duele. Suspendió la compra de aceite de soja, que es el producto que hasta ahora atenuaba el déficit que la Argentina tiene en el intercambio bilateral. El año pasado el saldo fue desfavorable en 1.200 millones de dólares, con la particularidad de que mientras tres cuartas partes de lo que China nos compra son productos primarios o manufacturas de origen agropecuario, casi todo lo que nos vende son manufacturas de origen industrial con trabajo barato.
Por Marcelo Zlotogwiazda





Escribir un comentario

Si desea opinar sobre el artículo, por favor, hagalo con sabiduría, evitando comentarios groseros y discriminatorios.
También puede compartir este artículo en twitter, Facebook o la red social que utilice.


Código de seguridad
Refescar

Banner

¿Quién está en línea?

Tenemos 545 invitados conectado
Ud. cree que una rinoscopía ayuda contra la lucha del narcotrafico?



 
 

La repetitiva tarea de los esbirros K…

DE CARLOS PRADES A EDUARDO COSTA. Hay hechos que se empecinan en reiterarse. Acontecimientos que pasan una y otra vez como una película berreta y barata. Una de ellas es la preferida del poder y consiste en atacar “el entorno” de una figura política que consideran de riesgo cuando no encuentran ni manera, ni motivos para lesionarlo directamente.

Injusto e insultante?


La catástrofe económica y social en la que se encuentra Santa Cruz es obra exclusiva y excluyente de quienes nos gobiernan desde hace 32 años. Es por ello que darle la misma entidad política a los candidatos oficialistas que a los de la oposición no solamente es injusto… además es insultante. EL CHAZA

Jesús y los pobres…

EL SERMÓN DEL MONTE. Primera Parte. De las conversaciones con mi amiga, Rosa SAIHUEQUE. Es probable (y así lo asumo) que las permanentes referencias a las Sagradas Escrituras para fundar posiciones políticas pueda molestar a unos cuantos electores, alguno de los cuales me lo han hecho saber (y hubo quién lejos de las formas cristianas, por cierto).

LA ADÚLTERA Y EL ASESINO

Un profesor de filosofía probaba la capacidad intelectual de sus alumnos con un caso policial. Se trataba de un asesino serial cuyas víctimas eran mujeres adúlteras a las que apuñalaba y después les colocaba un cartel que rezaba: Adúltera y hasta incorporaba el nombre de su (o de sus) amantes.
Banner

Historia del petróleo argentino


Historia del petróleo argentino, repasa en 8 capítulos los 100 años de la industria de hidrocarburos en nuestro país. Sobre testimonios especializados y una documentación precisa, conoceremos la trayectoria del General Enrique Mosconi, la fundación de YPF, la primera empresa petrolera estatal del mundo, y todos los hitos del oro negro en la Argentina. 

Desde el 2003 a la fecha

Miembros : 239
Registrados : 7955
Visitas reales a la fecha : 24342885
Banner

Deportes

Argentina ganó y lídera del grupo


La Selección, que ya pasó a octavos de final, se impuso por 3 a 2 ante Nigeria. Dos goles de Messi, uno de tiro libre, y otro de Marcos Rojo le dan el primer puesto en la zona al equipo de Sabella. Musa hizo los tantos de los africanos.

Tecnología

EDUCACION DIGITAL DE LA MANO DE EPSON


EPSON, líder mundial en impresión e imagen digital, fomentando una vez más programas educativos, en alianza con Ogi Technology, llegó a un acuerdo con la “Orden de los Hermanos Franciscanos de Argentina” para equipar aulas de colegios de la congregación a lo largo de todo el país.
Banner
Banner
Banner